EXTRAVAGANCIAS, FIGURACIONES Y COLINDANCIAS AL PLAGIO






El 6 de julio del año 2015 fue publicado en Tocopilla el libro “Hermanos Latrille: impronta en el desierto”, de los historiadores Eduardo Owen (Sydney, Australia) y Damir Galaz-Mandakovic (Tocopilla).

El libro ha tenido una amplia difusión física y también on line, llegándonos interesantes comentarios de varias ciudades y países. Recientemente el libro fue reseñado para el portal académico francés http://franchise.hypotheses.org/ 


No obstante, en la circulación el libro, nos hemos encontrado con un chusco y curioso personaje descendiente de los Latrille que, después de 12 horas de lanzado el libro, acudió al diario La Estrella de Tocopilla a reclamar por lo que supuestamente contenía el libro. Acusó vociferantemente a los "atrevidos e irrespetuosos" autores de cometer “serios daños al patrimonio comunitario de Tocopilla” al revelarse nuevos datos que desarmaban la narrativa historiográfica de los Latrille, pero que también los destacaba en otros contextos, todo gracias a un intenso trabajo en archivos de Bolivia, Chile y Francia.

Vista la improvisación, vaguedad y frivolidad del reclamo del descendiente iquiqueño, los autores no acusaron recibo.

No obstante, con el pasar de los meses, el mismo reclamante furioso y delirante de julio 2015, el mismo que exigió "disculpas públicas", se ha vuelto un promotor insospechado del libro. Pero lo hace sin nombrar a los autores. Ha ido a los diarios de Iquique, a la televisión local, se pasea por las bibliotecas y sube videos en youtube mostrando el libro. Perece que, de una buena vez, leyó el libro completo. 

Pero estos ensueños de figuración genealógica y mediática, que lisa y llanamente son poco sobrios, colindan con el plagio, porque este autopresentado como “escritor”, organiza eventos en Iquique para hablar del libro pero sin nombrar a los autores y se presenta como “colaborador investigativo”, situación que es absolutamente falsa. Es un grosero aprovechamiento intelectual al arduo y largo trabajo profesional de los autores. 

Quien escribe estas líneas, Damir Galaz-Mandakovic, coautor del libro, personalmente rechazo todo tipo de actividades que involucren a este señor y a los resultados de investigación del libro, mucho más si lo promociona sin nombrar a los autores. El autodesignado promotor,  no cuenta con ninguna autorización de los autores ni de la editorial para difundir y usufructuar del trabajo, constituyéndose en una persona que delinque al promocionar y colgarse de los resultados del libro y exponerlos como propios, vulnerando los derechos de Propiedad Intelectual del mismo trabajo al no citarlo como corresponde. 


Ver entrevista para el portal norteonline.cl de Iquique


Comentarios