RESPUESTAS A EDICIONES ESPECIALES DE "EL MERCURIO" POR EL ANIVERSARIO DE "LA ESTRELLA DE TOCOPILLA" (EX PRENSA DE TOCOPILLA) 1924-2016.

Respuestas de Damir Galaz-Mandakovic a Ediciones Especiales de El Mercurio de Antofagasta
Aniversario de La Estrella de Tocopilla (ex Prensa de Tocopilla) 1924-2016.



1-¿Qué motivó investigar la historia de Tocopilla?

Gracias a mis padres pude ir conociendo detalles de la memoria local, de la historia oral, aquella que no aparece en los libros ni documentos. Mi propia biografía fue atestiguando significativos procesos políticos nacionales y locales que despertaron ciertas curiosidades que necesité resolver. 

Luego, por formación profesional, sentí que como profesor de historia debía ser un constructor de conocimiento local para poder motivar a los niños, para que le dieran sentido a las procesos y materialidades con las cuales conviven cotidianamente. Para que la misma comunidad pudiera saber y conocer sobre su propia ciudad. Usualmente, la historia local de Santiago es nombrada como “la historia de Chile”. Con esto se ejerce una borradura con las demás historias regionales y la de pequeñas ciudades como la de Tocopilla.

A su vez, fui notando la profunda invisibilización de la ciudad en una serie de investigaciones históricas, en las retóricas políticas, lo cual ha devenido en los olvidos hacia esta ciudad. 

Entonces, busqué descolonizar el saber sobre el norte, visibilizar la ciudad e integrarla en las tramas que nos han ido conformando como sociedad.

2-¿Cuál es la motivación que existe en cada uno de tus trabajos?

En cada uno de los trabajos se abordan procesos integrales de la ciudad, desde sus arquitecturas, tecnologías, procesos económicos, percepciones simbólicas, procesos migratorios, biografías e historias barriales. No sólo lo hago desde la historiografía, sino que también desde enfoques antropológicos. En cada uno de los trabajos trato de aplicar lo que he ido conociendo y aprendiendo en mis propios procesos de perfeccionamiento. Tratando caracterizar las distintas inscripciones que ha tenido la ciudad en el concierto regional, nacional e internacional.

3-¿Cuál es el aporte que tiene esta ciudad?

Es una ciudad que tiene varios tipos de relevancia: en primer lugar, a lo largo de 100 años ha sido la generadora de energía eléctrica para la gran minería. Así como Chuquicamata fue la mina más grande del mundo, Tocopilla contó por casi medio siglo con una de las termoeléctricas de punta a nivel mundial, por ejemplo, superaba en potencia a Electric Power que abastecía de electricidad a Washington, esta potencia de vanguardia duró hasta la década de 1950. Sin embargo, en las retóricas “tecnofuturistas” de Chuquicamata, Tocopilla nunca aparece.

Hasta el día de hoy Tocopilla es una de las principales fuentes eléctricas para la minería cuprífera y para el Sistema Interconectado del Norte Grande.

En la primera mitad del siglo XX, la conexión salitrera de Tocopilla con Hamburgo fue sustancial, al punto que Henry Sloman se transformó en multimillonario, y gracias a lo generado en Tocopilla construyó en el puerto alemán inmensos almacenes y un gran edificio: la Chilehaus; impactando profundamente en el barrio portuario de Hamburgo, generando a su vez un enorme tráfico naviero entre los dos puertos.

Su vocación salitrera lo constituye actualmente como el último puerto salitrero de Chile. A saber que muchos historiadores y la sociedad en general chilena cree que el salitre se acabó. Y se habla del ciclo salitre que va, supuestamente, desde 1870 a 1930. Pero en Tocopilla el salitre tiene su vigencia hasta el día de hoy.

Por otro lado, ha sido una ciudad generosa a través de grandes ciudadanos destacados en fútbol, literatura, béisbol, teatro y música.


4-¿Qué significa Tocopilla para ti?

Tocopilla significa a nivel de contenido histórico la posibilidad de desarmar narrativas construidas a nivel nacional, en especial temas sobre economía, sociedad, minería, pobreza, etc. Es un espacio extraño, con procesos sui generis. En Tocopilla, la idea del “Norte grande” se diluye. Es una periferia del Estado “Portaliano”.

Es una ciudad que ofrece las posibilidades de crecer profesionalmente. Personalmente, los contenidos tocopillanos me han permitido proseguir en mis estudios, mi tesis de doble doctorado (uno en Chile y otro en Francia ) tiene que ver justamente con los procesos de extranjerización que ha vivido el puerto, las verdaderas revoluciones industriales a nivel local y los distintos procesos sociales relacionados.

5-¿Qué falta por investigar en Tocopilla y sus alrededores?

Falta por investigar la relevancia portuaria a nivel de memoria y también en su actualidad. No olvidemos que por Tocopilla el ciclo del salitre sigue vigente, y gracias a lo que se exporta por Tocopilla, la empresa salitrera (SQM) ha podido financiar de hecho y derecho a la actual política. Toda la riqueza destinada a la corrupción política, es exportada por Tocopilla. Un puerto que pocos beneficios posee sobre la actividad.

Pero falta conocer, por ejemplo, los procesos migratorios actuales y las economías étnicas que surgen. El impacto de la contaminación termoeléctrica…

6- Para ti ¿Cuáles son las ventajas de Tocopilla?

Es una ciudad que ofrece ritmos distintos a los vividos en las grandes ciudades, usualmente caracterizadas en la fugacidad de las relaciones sociales. Ofrece los mejores atardeceres rojos. Permite caminar la ciudad y vivirla.

A nivel macro, es una zona intermedia entre tres grandes polos de desarrollo: Calama, Antofagasta e Iquique, confluencias que se tornan significativas en su costa. Lo que puede representar un punto de integración y una oportunidad que aún no ha sido explotada por las gestiones locales.

7-Tras la conmemoración que se realizará en torno a los 92 años de la Estrella de Tocopilla ¿Cuál es la importancia que tiene este medio de comunicación en la comunidad?

Además de informar sobre la cotidianidad y hechos relevantes transformados en noticiosas, el diario es un articulador social entre los emigrantes y su tierra gracias a la digitalización on line de sus ediciones, pudiendo ser leído en cualquier parte del orbe. Que el diario sea leído en varias partes del mundo, establece una relación de translocalidad que supera las fronteras, permitiendo mantener vínculos con sus coterráneos para atenuar el choque sociocultural en las afueras. En ese sentido, el diario facilita la continuidad en su migración y la necesidad de pertenecer o seguir perteneciendo a su ciudad reproduciendo sus recuerdos que se actualizan con la información actual promoviendo un sentido de continuidad y apego, a la “tocopillaneidad” vivida en un hipotético “tercer espacio" de memoria y conexión.


Comentarios