Buses Camus


Luis Camus y el Ford 46. Cargando combustible en la extinta bomba Copec de la Plaza Condell. Año 1951

La reconocida empresa de transporte de pasajeros Buses Camus, acaba de cumplir 63 años de vida empresarial, siendo un verdadero hito en la historia del transporte regional.

Fue el 10 de septiembre de 1951 cuando Luis Camus Calderón, quien había trabajado en el desarme de variadas salitreras y también en algunas azufreras en la frontera con Bolivia, instaura la empresa que daría vida a una larga tradición caminera de Tocopilla. Fue un Ford del año 1946 el vehículo que dirigió los primeros traslados de pasajeros entre María Elena y Tocopilla. Luego vino otro auto, un station, una micro. El resto es historia conocida.

El emprendimiento y consolidación de Buses Camus nos remite a una empresa de fuerte carácter familiar. Luis Camus encontró en su esposa Elena Campbell e hijos, el apoyo esencial para fortalecer la marca de Buses Camus. Luego se sumarian sus hijos, en especial Roberto.

Por su parte, el propietario a lo largo de la historia de la empresa, ha tenido que recurrir a todo tipo de labores para poder sustentar la empresa: labores mecánicas, eléctricas hasta labores de administración y gestión de negocios.

Fue en 1954 cuando Luis Camus decide radicarse en el Puerto Salitrero, desde entonces poco a poco se consolidaba su negocio. Se fueron adquiriendo más vehículos y los recorridos también se fueron ampliando. Desde Tocopilla, Buses Camus llevaba pasajeros hasta María Elena, Coya Sur, Francisco Vergara, Pedro de Valdivia, Iquique, Chuquicamata, Calama y por sobre todo hacia Antofagasta.

En la actualidad sus recorridos son: Tocopilla-María; Elena y Calama; Tocopilla-Antofagasta-Tocopilla, siendo un esencial medio de transporte para personas que residen y trabajan en las decenas de caletas pesqueras que existen en la ruta Tocopilla - Antofagasta. 

Desde aquel Ford 46 a la fecha son más de 60 buses los que han compuesto esta flota, adquiriendo siempre modernos buses para estar acorde al mercado, a la competencia pero por sobre todo pensando siempre en la comodidad y seguridad de los pasajeros, lo cual ha dado óptimos resultados, permitiendo que esta compañía se haya consolidado a lo largo del tiempo.


Es una empresa con fuerte arraigo local y un buen ejemplo de emprendimiento, perseverancia y trabajo familiar, características que han hecho de Buses Camus una empresa preferida por los tocopillanos a lo largo de sus 63 años de vida empresarial, constituyéndose como una de las flotas más antiguas del país.

Comentarios