La Tocopilla imaginaria de Alexis y Jodorowsky


Artículo publicado en Revista Sábado del diario El Mercurio
Enlace de reportaje

La Tocopilla imaginaria de Alexis y Jodorowsky


Alejandro Jodorowsky y Alexis Alejandro Sánchez tienen 59 años de diferencia, pero comparten las imágenes de infancia que remiten a cerros rasos, playas de arenas negras contaminadas por compañías mineras, el recuerdo de lluvias celebradas en el desierto absoluto, una plaza invariable y de pobre arboleda. Comparten el recuerdo de amigos aglutinados por la pobreza, travesuras barriales, la banda sonora de un chirriante ferrocarril salitrero y las imágenes de enormes chimeneas de termoeléctricas en el centro de la ciudad de Tocopilla.

En sus retornos a Tocopilla, la afamada pareja, que nunca se ha reunido, convive con la imposibilidad de transitar tranquilamente por las calles de su añorado pueblo. El mismo pueblo que ellos mismos transforman con sus presencias.

Jodorowsky en su infancia atestiguó un escenario marcado por el salitre, y Alexis cercioró una escena local determinada por las dinámicas del cobre. Para ambos, los 10 primeros años de edad fueron trascendentales en los mismos espacios e imágenes urbanas del puerto que produce electricidad y embarca el salitre.

El artista cree que su condición de inmigrante y diferencia fenotípica, lo llevó a enclaustrarse y a leer infinitamente, dando como resultado la construcción de un mundo artístico polifacético. Alexis, por su parte, vivió una eterna articulación con niños y vecinos, lo que permitió desarrollar un talento psicomotriz sorprendente...




Comentarios