La investigación histórica, antropológica y arqueológica en Tocopilla



En primera instancia, hubo investigadores autodidactas que en el siglo XIX se adentraron en el estudio historiográfico y arqueológico, tal  como el Dr. Luis Vergara Flores, residente en Tocopilla, que examinó diez cráneos recogidos en los gentilares de Quillagua, conjeturando la presencia de enfermedades venéreas, trabajos que fueron publicados en 1894, Posteriormente comparó cráneos "araucanos" y aymarás

A Vergara Flores se sumó el Dr. Jorge Ibar B., que escribió en 1934 en Santiago un artículo en torno a “Consideraciones anatómicas sobre cráneos de indios de Paquica y de ChiuChiu”, que cita Ricardo Latcham, en su Arqueología de la Región Atacameña, Prensas de la Universidad de Chile, 1938” .  

Estimable ha sido la labor realizada por el profesor normalista Juan Collao Cerda (1923-1994) docente del Liceo Domingo Latrille, quien en su tesón investigativo aficionado,  escudriñó en los añosos archivos de la Gobernación Provincial de Tocopilla compilando un gran cuerpo informativo de fuerte carácter positivista. Del mismo modo el profesor Collao, oriundo de Combarbalá,  en su inquietud de investigador, organizó un museo arqueológico en el Liceo de Hombres de Tocopilla, posterior Liceo B-2, trabajando al mismo tiempo en revistas locales, en algunas universitarias como la Revista Ancora, editada por la Universidad de Chile. A contar de 1966 se vinculó con programas radiales para seguir difundiendo el resultado de sus propias investigaciones. Desde 1976 se transformó en el promotor para que el Tranque Sloman fuese Monumento Histórico Nacional lográndolo en 1980 a través del Decreto Supremo N° 433.

Lamentablemente para este cronista y entusiasta de la historia, su obra vio sólo la luz, fragmentadamente, en las publicaciones semanales de La Prensa de Tocopilla. No obstante, en su reconocimiento un grupo de tocopillanos crearon en el año 2000 la Corporación Cultural Juan Collao Cerda, quienes en el año 2001 recopilaron toda la obra de extinto profesor y  publicaron póstumamente su trabajo a través de un libro llamado “Historia de Tocopilla”.

Mencionando otros trabajos historiográficos, importante es la síntesis histórica realizada por la arquitecta Giovanna Rossi a través del libro “Reseña Histórica y Desarrollo Urbano” publicado en 1993 con el auspicio de la empresa Norgener. Este libro aborda desde aspectos prehispánicos hasta el crecimiento urbano vivido hasta la década del noventa del siglo XX, basándose, en gran parte de la obra, en lo escrito por Collao a través de los artículos de La Prensa de Tocopilla.

Otro investigador que, a pesar de escasos artículos, es Nicolás Gallardo, quien dejó su huella a través de una controvertida versión sobre los orígenes de Tocopilla, planteando, a través de documentación obtenida en el Archivo Nacional, que Domingo Latrille no sería el fundador de la ciudad. Apostando en su hipótesis a que el real fundador sería Zenón Urbistondo. Por su parte, desde Sidney, Australia, el tataranieto de Domingo Latrille Eduardo Owen ha realizado una seria investigación -aún inédita- sobre la vida y obra de sus antepasados, compilando un gran volumen investigativo revirtiendo la tesis de Gallardo. Para ello se ha basado en archivos franceses y chilenos. 

Se suma la monografia de Miguel Bello, llamada "Desarrollo Urbano de Tocopilla" (1965), publicada en la revista ANCORA de la Universidad de Chile, la que principalmente se remite a los orígenes urbanos de la ciudad en el siglo XIX y parte del desarrollo bélico de 1879.  

Años antes, en 1949, Salvio Campdelacreu escribía su Memoria de Prueba para titularse como Profesor Normalista, llamada "Tocopilla". Trabajo que vio la luz gracias al grupo folclórico Tikopillan, que la publicó con fondos públicos en el año 2010. Trabajo descriptivo sobre la realidad tocopillana, cuantificando por ejemplo, la cantidad de barcos, escuelas, los grupos sociales y deportivos. 

“Pescadores y Peregrinos” es el libro escrito por el antropólogo holandés Juan Van Kessel, publicado en 1992. Aquél trabajo es una completa etnografía sobre las dinámicas de los pescadores y su vinculación con los bailes religiosos tocopillanos, grupos participantes de la Fiesta de la Tirana. Se describen y se analizan sus dinámicas, problemas, relaciones con énfasis en la religiosidad popular.

Otro caso digno de recordar es la labor desarrollada por Guido Muñoz Santis, quien realizó una especie de historia novelada y algunas publicaciones en memoria de personajes pintorescos, del mismo modo retrató algunos hechos significativos del devenir local, entre ellas “Después de Caleta Duendes” “Tocopilla y su historia y una trama diferente” (1996) y “Un Paseo por mi Ciudad” (1996), se cruza la ficción, la autobiografía y la historia. 

Un aporte importante fue el realizado por Claudio Castellón Gatica y el arqueólogo Luis Briones, a través del “Catastro de geoglífos". Trabajo lanzado en  Tocopilla con Fondos de Desarrollo de las Artes y la Cultura, en el año 2005. Relevante registro de las huellas precolombinas en la provincia y base bibliográfica obligada para cualquier indagación arqueológica en la zona.  

Por su parte el periodista Luis Piñones Molina, ha escrito “Campeones por Siempre” (2007) en referencia a las glorias del Beisbol. Se adiciona la edición de 8 volúmenes de “Tococuentos”, libros que recopilan las vivencias de decenas de tocopillanos que, a través de su puño y letra, participaron en el concurso para poder ser publicado. Conjuntamente, “Hermanos en el origen” nos habla sobre la trayectoria de dos futbolistas locales: Alexis Sánchez y Manuel “Colocolo” Muñoz. Es un acercamiento periodístico y descriptivo hacia la historia local y de estos dos grandes futbolistas. 




Comentarios

Anónimo ha dicho que…
muy bueno el informativo los felicito por el aporte cultura
Anónimo ha dicho que…
muy bueno el articulo cultural los felicito por el aporte a la ciudad y a nuestro país.
Alejandro Araya ha dicho que…
te felicito por la informacion gracias a esto tengo un pluss para un proyecto para tocopilla