Postales

El intercambio entre productos marinos y el dinero, en las afueras del Banco BCI. 
En la puerta del Muelle Fiscal enrejado  y la  venta de albacoras y tiburones;  estos últimos llamados eufemisticamente "albacorillas". En la eterna interacción entre el mar, hombre/mujer. Entre el medio geográfico que otorga las  posibilidades  de desarrollo  y el humano que aprovecha las determinaciones del espacio. Entre la alimentación y la economía. En la reciprocidad del intercambio sempiterno.
  
Rematadores, cuchillos,  bandejas,  bolsas, pesas  digitales y el típico gato de muelle.

Fotografias de Holly Peterson. 

Comentarios

LTCFARM ha dicho que…
Me encanto estas fotos del muelle..como lo recuerdo a los pescadores...