Camino al "Bicentenario" II

Vemos agonizar nuestras características urbanas y arquitectónicas, elementos que configuraban las postales locales conocidas en el mundo entero, todo por causa de la tozudez y desarraigo de los custodios. La ciudad, al crecer en medio de una crisis,(1930-32) hace que su valor también sea social, ya que el apogeo de la arquitectura tocopillana fue de una manera la reacción del Estado frente a tanta cesantía y hambruna, en Tocopilla había 15.500 personas en esa época, de las cuales, mas de 14 mil fueron socorridas por la olla común, entonces; una serie de obras publicas locales, sirvieron para combatir la cesantía atroz. Entre ellas, el Estadio Municipal, Escuela Vocacional, el consistorial, Paseo Sloman, el Odeon, arreglos de calzadas y pavimentos, Seguro Obrero…en fin tantas otras edificaciones. No debemos olvidar que, también se han demolido varias casas particulares de la misma época, las cuales pertenecieron a comerciantes inmigrantes que las construyeron al enriquecerse gracias a las compras que les realizaba el Estado para alimentar a los cesantes.

Comentarios