VICTOR CONTRERAS TAPIA

Un Alcalde Ejemplar.
Un Lanchero Alcalde
"Somos transitorios en este mundo, los que ayer fuimos jóvenes hoy somos viejos, pero hay que buscar la manera de ser útiles a la sociedad, siendo metódicos, que no todo en la vida es hacer y deshacer lo que uno quiere. Por ello los jóvenes deben pensar, deben preocuparse de aportar a la sociedad haciéndola más justa, mejor para la clase obrera, para los trabajadores y para los pobres".[1]


Aunque no nació en Tocopilla, fue el puerto salitrero el lugar que mejor representó en su larga vida. Contreras nace el 7 de julio de 1906; hijo de Ramón Contreras Córdoba y Clodomira Tapia, campesinos de San Esteban, provincia de Aconcagua.

Cursó los estudios primarios y fue trabajador campesino desde los 13 años, desempeñándose desde los 17 años en las oficinas salitreras.

Ya a los 19 años trabajaba como cobrador de tranvía y luego, como maquinista de la Compañía de Electricidad de Valparaíso. A esa edad también, ingresó a la Federación Obrera de Chile, la popular FOCH.[2]

Durante este último trabajo, comenzó su interés por la política. Así, en 1926 asumió como dirigente de un sindicato, ingresando al partido Comunista en 1927, el partido de toda su vida. Mientras tanto su cargo como dirigente lo ejerció hasta 1932. [3]

Más adelante, entre 1936 y 1939, ocupó el puesto de dirigente del “Sindicato de Lancheros y ramos similares” en Tocopilla.

En 1938 asume como regidor junto a sus compañeros del Frente Popular: Pedro Pastenes, Alejandro Fuentes, el socialista Ernesto Toro, con el radical Juan Daniel Ruiz, Hipólito Barrientos y Juan Rebolledo.

Luego asume como Alcalde en Tocopilla, cargo que ejerció del 16 de mayo de 1938 al 15 de enero de 1945. Sin embargo, Víctor Contreras Tapia tuvo la particularidad de estar ejerciendo simultáneamente el cargo de alcalde junto a su oficio como estibador, lo cual, configuró el respeto y admiración de los tocopillanos por este llamado "alcalde modelo".

Sus principales obras en esta ciudad fueron reparar las galerías del Estadio Municipal “Ascanio Cortés, inaugurado en 1931. Además de urbanizar el sector conocido como “Manchuria” y comenzar las obras de construcción del Balneario “Caleta Boy" junto a otras importantes iniciativas como el gestionamiento para la construcción de edificios Colectivos Obreros. El primer hito en sus iníciales obras, fue la limpieza de la ciudad, pavimento aceras de los sectores periféricos.

Del mismo modo en el periodo de Contreras Tapia se masifica el servicio eléctrico en la ciudad. Se creó la Biblioteca Municipal en conjunto con el profesor Toro. Se instaura el Liceo Municipal, el cual ofrecía hasta tercero humanidades y se inicia la construcción del Estadio O’Higgins.[4]

Un hecho particular y digno de rescatar es una emotiva historia de Contreras, la cual nos traslada a 1940, especialmente a Gatico, puerto que azotado por el aluvión, vio cómo sus viviendas de maderas eran arrastradas hacia el mar. En una de esas viviendas afloró el llanto de dos guaguas, las cuales lograron ser rescatadas.

La comunidad consternada por la orfandad de estos infantes, no sabía qué hacer con ellas, ya que habían perdido, cada guagua, sus respectivos padres. Don Víctor, en un noble gesto acogió a una de estas guaguas y la hizo parte de su familia.

Una vez acabado el periodo como alcalde, fue Ministro de Tierras y Colonización desde el 3 de noviembre de 1946 al 16 de abril de 1947, en los inicios del gobierno de Gabriel González Videla. [5]

Al llegar a la Moneda, ejerciendo como ministro, la revista VEA[6] publica un pequeño reportaje, en el cual se subraya sus labores paralelas como estibador y como alcalde. Dicha revista nos contaba que, “…cuando era alcalde seguía siendo obrero lanchero. Esperaba a lo barcos sobre una ola y cargaba alegremente los sacos. En la tarde se sacaba el mandil, se ponía un traje mas oscuro y se iba a la alcaldía...” luego, señala algo particular, “…en Tocopilla lo querían hasta los perros”.[7]

Según la misma revista, Contreras Tapia, al asumir el nuevo gabinete de González Videla, era la carta puramente obrera y que, “…venía netamente desde los de abajo…”. Mencionando también sus variadas obras de adelanto, entre ellas el hospital.

Prontamente, en 1947, sería electo diputado por la Segunda Agrupación Departamental de Antofagasta, Tocopilla, El Loa y Taltal, e integró la Comisión Permanente de Gobierno Interior. Al año siguiente trabajó como asesor técnico del ministerio de Educación, pero sólo por un año, debido a que fue relegado a Melinka en 1949, a causa de conflictos [8] del gobierno con el Partido Comunista. [9]

En el año 1961, fue elegido Senador, por la Primera Agrupación Provincial Tarapacá y Antofagasta, período 1961 a 1969; integró la Comisión Permanente de Minería así como la de Agricultura y Colonización; en la segunda etapa de este periodo, integró la Comisión Permanente de Trabajo y Previsión Social y la de Policía Interior. También fue parte de la Delegación Chilena a la Conferencia Mundial Interparlamentaria en Belgrado, en 1963.

Además, fue miembro suplente del Comité Parlamentario Comunista, entre 1961 a 1964 y en 1966. Siendo en 1968 enviado en misión oficial a los países del área soviética, después de esta misión, pasaría a ejercer en su colectividad política, como miembro del Comité Central del partido, desde el año 1969.

En 1969 fue reelecto senador por la misma Agrupación Provincial, período 1969 a 1977, integró la Comisión Permanente de Gobierno, la de Relaciones Exteriores, la de Educación Pública, la de Economía y Comercio, la de Obras Públicas y fue senador reemplazante en la Comisión Permanente de Policía Interior.

Además de continuar integrando las Comisiones mencionadas, integró también la de Constitución, Legislación y Justicia, la de Hacienda, la de Economía y Comercio, la de Minería, la de Defensa Nacional, la de Salud Pública y la de Agricultura y Colonización, pasó a integrar también, la de Policía Interior, en la que anteriormente fue senador reemplazante.

El Golpe Militar del 11 de septiembre de 1973 puso término anticipado al periodo. El D.L. 27, de 21 de septiembre de ese año, disolvió el Congreso Nacional y declaró cesadas las funciones parlamentarias a contar de esa fecha.

Algunas de las mociones presentadas que se convirtieron en ley de la República durante su trabajo parlamentario están: Ley N° 17.213, del 15 de octubre de 1969, sobre revalorización de pensiones. La Ley N° 17.295, del 21 de febrero de 1970, sobre creación del Registro Nacional y Profesional de Empleados de Farmacias. Después del 11 de septiembre de 1973 se fue exiliado a la República Democrática Alemana (RDA). En ese periodo participó en una serie de congresos y encuentros internacionales, retornando a Chile 10 años más tarde.

Su vejez la vivió hasta sus últimos días en una sencilla casa entregada por la otrora "Caja de Habitación Barata", en la Comuna de Pedro Aguirre Cerda.

Contreras desfilando en Tocopilla. Desafiando la vejez y sus enfermedades. 
Este obrero y hombre de pueblo nunca olvidó sus raíces y quiso tener como última morada a su querida Tocopilla, ciudad por la cual se esforzó por visitar y desfilar cada vez que su salud se lo permitía, por lo cual, luego de que su cuerpo fue cremado en el Cementerio San José de Santiago, su voluntad hizo que sus cenizas fueran depositadas en el cementerio de Tocopilla.

Falleció en Santiago, el 11 de octubre del año 2005, a la edad de 99 años. Y su vida quedaría plasmada en sus memorias, llamada Campesino y Proletario[10]
Extracto de "Tocopillano del Ayer"

[1] Entrevista diario La Tercera, marzo 2001 [2] Diario El Mercurio:2005 [3] Biografías de chilenos: miembros de los Poderes Ejecutivo, Legislativo y Judicial 1876-1973 / Armando de Ramón Folch-Santiago, Chile: Ediciones Universidad Católica de Chile, 1999.v.1. [4] Según la recopilación y revisión realizada en diarios, revistas y artículos publicados en Tocopilla, entre ellas las Revistas de Centro Hijos de Santiago y Tococuentos. [5] Armando de Ramón Folch: Biografías de chilenos: 1999.- v.1. [6] Revista Vea. Santiago: n° 396, del 13 nov. 1946, pág. 2. [7] Revista Vea: 1946, pág. 2 [8] No olvidemos que en el periodo final de González Videla, se declara ilegal al partido comunista, por lo cual todos sus integrantes fueron duramente perseguidos, a través de la llamada “Ley Maldita” [9] Armando de Ramón Folch: Biografías de chilenos: 1999.- v.1. [10] Moscú, Editorial de la Agencia de prensa Novosti, 1981.

Comentarios

Anónimo ha dicho que…
Gracias por este relato. Parte de la historia de Chile y es verdad mi abuelo, sin haber nacido allí, se sentía un Tocopillano más.

Gracias Damir por tu reportaje y que sirva para las "nuevas generaciones", cómo decía él. Para que los jóvenes se motiven y pensemos que siempre un mundo mejor es posible. Hasta la Victoria Siempre!!!!

Lillian Contreras
Anónimo ha dicho que…
Mi abuelo Agustin le contaba a mi madre de su tio senador y cada vez que salia en el periodico se las leyera minimo tres veces, al parecer fue un ciudadano destacado, como dices Lillian ahora nos toca a nosotros los jovenes...

Sandra Morales Contreras.