Caleta Duendes


El origen y expansión de Tocopilla está básicamente determinado por la explotación cuprífera; haciendo que el cobre fuera el principal aliciente de las primera inmigraciones de europeos y de capitalistas chilenos a la zona tocopillana.
En este contexto aparecen los hermanos Latrille, quienes “…también explotaron este mineral y establecieron la Fundición Duendes. La población de la caleta era de dos mil habitantes, integrada fundamentalmente por ingleses y chilenos. Los barcos traían mercaderías e inmigrantes.” Nos cuenta su tataranieto Eduardo Owen.
Caleta Duendes comienza, por tales razones, un activo y relevante proceso en el escenario económico cuprífero.
Latrille y otros inversionistas mineros solicitaron al Prefecto de Cobija, Andrés María Torrico, la legalización para instalar líneas ferroviarias. Esa autoridad requirió de Domingo Latrille, en su calidad de ingeniero, el levantamiento de un plano trazando 30 cuadras de largo y 20 de ancho. Estos sucesos ocurridos el 29 de septiembre de 1843, marcan la oficialización e inicio de Tocopilla en la Caleta Duendes.
Owen nos señala que, “…el crecimiento de la ciudad fue estimulado por la creciente explotación del cobre y el establecimiento de las fundiciones, especialmente por empresarios británicos: Dickson Harker, Jorge Odgers, Carne Knuck, etc. 

Hacia 1875 entraron a Caleta Duendes 174 barcos, de los cuales el 74% eran ingleses y 23% chilenos.”

Comentarios

Anónimo ha dicho que…
muy bueno el blog relacionado con la historia de tocopilla y sus acontecimientos que sucedieron años atras para dar a conocer hechos de gran importancia nuestra ciudad hermosa que es tocopill.