POBLACIÓN LA PATRIA





La población La Patria de Tocopilla no posee una fecha exacta de fundación, aquella se ha ido diluyendo en la memoria de los antiguos habitantes, pero fue en el segundo semestre del año 1967 cuando comenzaron a instalarse algunas viviendas informales a través de la modalidad en boga en la época: la Toma de Terrenos.

La Toma de Terrenos de La Patria, surgió en un contexto en donde el problema de la vivienda era el centro de la problemática social local y regional de ese entonces, en la medida que se saturaba el conventillo y se reproducían las ocupaciones espontáneas de tierras en desuso, lo que se conoció con el nombre de poblaciones callampas, las cuales se diseminaron a lo largo del país en el periodo presidencial de Eduardo Frei Montalva.

La Toma de Terrenos en Tocopilla, como acción colectiva organizada, significó en la práctica una fractura radical con las lógicas institucionales y con el principio fundamental de las democracias liberales: la propiedad. En ese escenario, los procesos represivos vividos a los largo del país, no mermaron las fuerzas organizacionales de los vecinos que se apropiaron de diversos terrenos fiscales.

La acción directa que caracteriza a la Toma de la Población La Patria, fue portadora de una legitimidad basada en la necesidad y en la noción de derecho a la vivienda. En una Toma de Terrenos es el valor de uso del territorio el que prevalece por sobre el valor de cambio de la propiedad de la tierra.

Asimismo, este proceso del poblamiento, permitió visualizar a un actor social que hasta ese momento ni siquiera era considerado como existente en el espacio público, por lo que también estaba fuera del radio de acción de los partidos políticos de izquierda, que orientaban sus prácticas esencialmente al sector obrero. Pero con la Toma de terrenos irrumpieron los pobladores con sus heterogéneas conformaciones y orígenes, como sujetos sociales capaces de remecer y desbordar la institucionalidad vigente, demostrando que no sólo estaban preparados para enfrentar directamente al Estado, sino que sobre todo podían tomarse las soluciones y construir sus propias residencias. 

La ocupación de este espacio eriazo en Tocopilla fue antes del terremoto de diciembre de 1967. Sin embargo, como efecto de este terremoto, la población naciente vio crecer aún más sus barrios. Siendo en el año 1968 la instauración de la Junta de Vecinos, como así lo señala la primera acta del mes de julio. Cabe indicar que los pobladores estaban relacionados con la micromineria, con las labores portuarias y con distintas labores de servicios. 

En el año 1983 SERVIU entregó alrededor de 20 viviendas para matrimonios jóvenes, conformando dos homogéneas calles: Calle Walter Marín y Calle Juan Rebolledo.

Sobre la caracterización de este barrio, cabe indicar que desde sus orígenes fue estigmatizado como espacio delincuencial y como un poblamiento periférico, eran los llamado “patas con tierra…”. Una visión despectiva por parte de los pobladores arribistas que vivían en la zona central de la ciudad y particularmente los habitantes de los Company Town, de las villas. Estas estigmatizaciones fueron reproducidas por diversos dispositivos, particularmente con la prensa escrita. 

Sin embargo, ésta catalogación tiene que ver también por ser una población no pavimentada, siendo sus calles atiborradas de tierras y piedras.

Esta población siempre fue vista como uno de los sectores más pobres de Tocopilla, ante lo cual recién en el año 1993, se adjudicaron un gran proyecto financiando por el FOSIS, el que consistió en la instalación de techumbres: sin duda un hecho relévate en el devenir histórico de esta población que, ante las pequeñas lluvias y fuertes vientos, eran los principales perjudicados.




En el año 1994 esta población cumpliría uno de los grandes sueños: ver sus calles pavimentadas, fue así que a través de gestiones realizadas por la Junta de Vecinos, se pudo concretar ese anhelado proyecto y fue la empresa Besalco la encargada de cumplirlo.

Sin embargo los problemas de alumbrado y el estigma de la delincuencia, seguirían caracterizando a este sector, que por encontrarse  en el punto más lejano, también tendrían problemas con los recorridos de los taxis colectivos, existiendo hasta hoy dicha problemática.

En la década de 1990, también fueron continuas las problemáticas surgidas por el depósito ilegal de Basura. Cabe mencionar que frente a  esta población existe un gran sector baldío conocido como “La Quebrada”,  sitio que, aparte de ser un lugar de recreación para los niños de ese entonces, constituía un lugar en donde iban a parar los escombros y desperdicios de la ciudad. Pero, desde ese sitio eriazo emanaban los insumos para la construcción en concreto usados en la ciudad, gracias al esforzado trabajo de los ripieros, trabajadores jornaleros que preparaban las arenas y gravillas para la construcción a través de grandes harneros. Muchos de esos ripieros eran habitantes de la población La Patria.

Sin duda que, Tocopilla en esta misma década, presentaba dificultades en el alumbrado público, y esta población no estuvo ajeno a ello, siendo la oscuridad otro gran inconveniente que debieron sortear estos vecinos. Quienes debían pugnar con actitudes microdelincuenciales que en esa oscuridad se amparaba pero que los rumores agrandaban artificialmente. El ocio de los jóvenes hizo surgir a su primer Club Deportivo “La Patria”, club que el campeonato llamado Mini Mundial representa hasta nuestra actualidad al equipo de Argentina.

No quepa duda que otro hecho significativo quedó registrado el año 1990, año en que se habilitaron, gracias al aporte del Estado, las primeras casetas sanitarias, dejando atrás los  pozos sépticos y pozos negros. Con este hecho la calidad de vida de los vecinos se vio ostensiblemente mejorada.

La población La Patria, como fue de esperar, también se vio envuelto por los aires de democracia que se iniciaban en la década de 1990. En ese año se volvería a elegir democráticamente a su directiva vecinal y fue la primera población de Tocopilla que conformó un Comando por el NO poblacional para luchar contra la sangrienta dictadura militar iniciada en 1973. 




Comentarios