Crecimiento en una Crisis.

Tocopilla Postsismico


No quepa duda que por los momentos que atraviesa el puerto son críticos, pero no es el primer momento tampoco será ultimo. Tocopilla sabe de tragedias como estas; en una brecha de nueve años (1868-1877) hubo dos maremotos y con sus respectivos tsunamis, los cuales afectaron considerablemente a Tocopilla. Y si miramos el siglo XX tocopillano veremos que la población supo sobreponerse a otras catástrofes mayúsculas: la Fiebre Amarilla, la Gran Recesión socioeconómica y crisis política de 1930-32, el aluvión del 40, el terremoto del 67, y del mismo modo el puerto ha sido victima de catástrofes emanadas desde la tecnología como la sustitución de salitre natural –fuertemente ligada a la crisis del 30- y la implementación del Brazo Mecánico, el cual cortó los brazos de muchos obreros.

Todo este escenario nos muestra que el devenir histórico de los pueblos es crítico, y frente a esa realidad el tesón y la perseverancia del hombre y la mujer es vital. Sin lucha y sin búsqueda la vida pierda su rumbo. En ese sentido debemos entender que el tiempo no es el curador de los males, el tiempo no sana nada; son los hombres y las mujeres quienes actúan sobre El, y por tal razón somos nosotros mismos los terapeutas y diseñadores de nuestro presente y futuro, espacio en donde la desidia, la lentitud, la modorra, la ineficiencia y la indiferencia quedan de lado.

Todos coincidimos que la comuna está en crisis, pero no debemos olvidar que las Crisis son solo pasajeras, así ha quedado demostrado en la historia; la crisis –en su concepto- es solo un momento decisivo. Importante sería que, en el caso tocopillano, ésta no fuera Estructural, en el sentido de tomarla como parte de nosotros y como característica de la comunidad, para ello no debemos Acostumbrarnos a la convivencia y a la coexistencia con lo crítico, lo cual significaría vivir sin que nos provocara impacto lo destruido, lo demolido y lo colapsado. También seria alarmante que no nos provocara inquietud las viviendas provisorias y muchos más grave seria asimilar el concepto de “mientras tanto” como eterno.

La crisis permite la evolución, el cambio, la modificación de una situación dada. Esto lo sabían desde hace bastante tiempo los orientales y por esto en la escritura ideografía japonesa las palabras Peligro y Oportunidad se escriben o se representan de la misma manera: KI-KI. Entonces, El peligro vital y daño provocado por el terremoto es patente, sin embargo es una oportunidad de despegue y de mejora, siendo la reconstrucción y las ganas de resurgir el pilar esencial de los tocopillanos.

Comentarios